CEO de Xylem: Sector del agua está listo para disrupción tecnológica

Patrick Decker, CEO de Xylem, dice que sólo la tecnología inteligente del agua puede resolver la forma en que las empresas de servicios públicos abordan la asequibilidad y escasez del agua. Tras la adquisición por parte de Xylem de varias empresas de agua inteligente y una amplia inversión en I&D, Decker describe cómo las empresas de servicios públicos están adoptando tecnologías inteligentes del agua y cómo impactan a la industria.

¿Cuáles considera que son algunos de los principales retos en la industria del agua actualmente?

Cuando se piensa en el ciclo completo del agua, realmente hay tres puntos problemáticos predominantes para la industria del agua que se elevan por encima del resto. El primero es la pérdida de agua a través de la red de distribución, a la que nos referimos como agua no contabilizada. Es una carga financiera importante para las empresas de servicios públicos en una época donde la asequibilidad del agua es una preocupación.

El segundo es el desbordamiento de aguas pluviales. Con el creciente impacto del cambio climático, estamos viendo eventos climatológicos récord que están poniendo una enorme presión en las redes de agua y alcantarillado de nuestros clientes. Y el tercero es el creciente nivel de consumo de energía de las empresas de servicios públicos. El sector del agua utiliza mucha energía y es también uno de los mayores generadores de emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Cómo cree que la tecnología inteligente del agua ayudará a resolver algunos de estos problemas?

Creo que el papel de la tecnología inteligente del agua predomina en dos áreas. Uno es ser capaz de integrar más inteligencia en el equipo y hardware actuales que vendemos a nuestros clientes. El segundo es ser capaz de superponer software y análisis de datos sobre ese hardware.

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN

Estos pueden ser datos para un equipo individual o toda una red, que se convierten en información procesable para nuestros clientes. Estos conocimientos pueden ayudarles a reducir sus pérdidas de agua en las redes de distribución de agua limpia, ayudarles a gestionar más eficazmente las situaciones de desbordamiento de aguas pluviales o a reducir su consumo de energía del lado de las aguas residuales de la red.

Xylem ha estado adquiriendo compañías que se especializan en tecnología inteligente del agua. ¿Por qué Xylem ha estado haciendo estas adquisiciones?

Hemos estado haciendo una serie de adquisiciones en los últimos dos años para ampliar aún más nuestro portafolio, para convertirlo realmente en uno lleno de soluciones inteligentes en el sector del agua. Me gustaría enfatizar que no es sólo a través de las adquisiciones que estamos haciendo eso. También estamos invirtiendo fuertemente en nuestra propia I&D para seguir integrando la inteligencia en nuestro hardware y equipos existentes.

Esto es tan importante como la superposición del desarrollo de software y del análisis de datos que hemos adquirido a través de nuestra nueva plataforma de análisis. Es importante reconocer que no se trata de software frente a hardware. Se trata de casar a los dos para poder obtener realmente los mejores datos para nuestros clientes.

¿Qué ha escuchado de los clientes de Xylem sobre la tecnología inteligente del agua? ¿Son cautelosos o están entusiasmados con ello?

Mientras hablo con clientes de empresas de servicios públicos de todo el mundo, lo que estoy escuchando de los CEO y sus equipos de gestión es que no se trata de que estén en riesgo adverso y no estén dispuestos a probar nuevas tecnologías, sino que necesitan ser tecnologías probadas. Una de las razones por las que nuestros clientes están tan entusiasmados es que nuestro paso a las tecnologías inteligentes del agua está basado en la credibilidad que nuestros equipos han reforzado durante décadas de servicio a estos clientes.

El CEO de una empresa de servicios públicos me dijo: “Patrick, están haciendo el trabajo duro para nosotros. Salen y hacen lo que dicen. Investigan estas nuevas tecnologías fabulosas, determinando cuáles funcionan y cuáles no son reales, y luego trayéndome esto como cliente. No tengo que preocuparme por la sostenibilidad o la eficacia de lo que están juntando porque son una empresa reconocida. Están poniendo su reputación en juego, y eso lo hace fácil para mí, como empresa de servicios públicos, adoptarlo”.

¿Hay algunas partes de la industria del agua que están adoptando tecnologías inteligentes del agua más que otras?

Estamos viendo diferentes ritmos de adopción. Yo diría, en primer lugar, que no es necesariamente por geografía. Tiende a ser por la filosofía de la propia empresa de servicios públicos. Los CEO de las empresas de servicios públicos están implementando estas tecnologías por varias razones. Puede deberse a un problema de seguridad nacional, a un desafío regulatorio o a problemas de escasez de agua. Cada situación conduce a una mentalidad diferente.

Pero los CEO de las empresas de servicios públicos que son más progresistas están adoptando esta tecnología con los brazos abiertos, ya que ven la recuperación financiera inmediata para ellos, así como la posibilidad de proporcionar un mejor servicio a sus usuarios finales. El enfoque que estamos siguiendo es ir realmente tras esos primeros adoptantes, utilizarlos como líderes de pensamiento, y después de eso, realmente impulsar un rápido seguimiento de las empresas de servicios públicos del siguiente nivel, ya que ven que esto ha demostrado ser eficaz. Soy muy optimista en cuanto a que veremos un punto de inflexión en muy poco tiempo.

¿Cree usted que la industria del agua está cambiando la rapidez con la que adopta nuevas tecnologías?

El sector del agua ha sido tradicionalmente criticado por ser adverso al riesgo y lento para adoptar nuevas tecnologías, al igual que muchas otras industrias y sectores. Lo que sí veo, junto con otros líderes del agua, es que actualmente hay un movimiento en marcha. Está impulsado por la confluencia de los problemas de escasez de agua y asequibilidad del agua. Esos puntos de presión se están uniendo, y ahora que las empresas de servicios públicos ven que hay una forma más rentable de hacer las cosas utilizando tecnología inteligente, están cada vez más dispuestas a adoptarla. Vemos que ese movimiento definitivamente está ganando fuerza en esta etapa.

En los mercados emergentes, cuando construyen una infraestructura totalmente nueva, no tienen ningún interés en instalar una infraestructura de agua convencional. Se están adelantando y están creando una infraestructura inteligente y mejor diseñada. Pero también en los mercados más maduros, donde hay una infraestructura envejecida, las tecnologías que hemos traído al portafolio ahora ayudan a las empresas de servicios públicos a identificar mejor dónde necesitan reemplazar infraestructura, en lugar de hacerlo de una manera generalizada y muy costosa. Ahora pueden apuntar específicamente a los lugares donde se producen fugas o donde hay una medición ineficaz. Este es sólo un ejemplo de cómo pueden trabajar de manera más inteligente en la asignación de capital.

¿Cuál considera usted que es el impacto final del agua inteligente en cuestiones sociales, económicas y ambientales?

Creo fuertemente que las tecnologías inteligentes en el sector del agua van a cambiar el mundo de diferentes maneras. En mi opinión, la razón por la que el sector del agua es el próximo gran sector que se verá impactado de forma positiva a través de la tecnología es porque tiene todas las características necesarias para hacerlo. En primer lugar, hay un gasto masivo en el sector: un billón de dólares al año. En segundo lugar, tiene una cadena de suministro increíblemente derrochadora e ineficiente. En tercer lugar, la regulación va a provocar una disrupción tecnológica.

Los problemas de escasez y asequibilidad del agua sólo pueden abordarse mediante una disrupción tecnológica positiva. Sólo a través de la tecnología podemos reducir significativamente los requisitos de gasto de capital y los presupuestos de CAPEX de una empresa de servicios públicos. Y tenemos esas tecnologías. Desde cubrir los costos de mejorar un sistema de distribución de agua potable limpia y reducirlos en dos tercios, hasta ayudar a una ciudad a abordar el problema del desbordamiento de aguas pluviales en un tercio de los contratos tradicionales y los presupuestos de CAPEX, la tecnología existe. Hemos probado esto en varias ciudades de los Estados Unidos y podremos hacerlo en todo el mundo.

Serie de artículos

In Focus: Gestión y tecnología inteligente del agua

Empezar a leer

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN DE NOTICIAS